La piedra rota es la más rápida